PRESUPUESTOS GENERALES PARA EL AÑO 2016 NOVEDADES FISCALES 2015-2016

Contrariamente a la costumbre habitual de nuestros legisladores, de publicar los Presupuestos del Estado para el año siguiente (Ley 48/2015) alrededor del día de los “Santos Inocentes”, este año probablemente ante la convocatoria de las elecciones generales el 20 de diciembre, y suponemos con el propósito de “dejar atados y bien atados” los gastos del ejercicio 2016, se ha adelantado considerablemente su aprobación y publicación, que se produjo el 29 de octubre pasado

A continuación exponemos las novedades más significativas de estos presupuestos así como nos permitimos recordarles algunas novedades que entraron en vigor a partir de 1 de enero de 2015 (algunas de ellas se han modificado normativamente durante este año con efectos de dicha fecha) y otras que la harán el próximo 1 de enero, tras la publicación a finales de 2014 de las reformas de las leyes que modificaban el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el Impuesto sobre Sociedades. La Ley 48/2015 regula asimismo como es usual, las actualizaciones de bases, cotizaciones e importes, en el ámbito de las Cotizaciones Sociales a la Seguridad Social y en el de las Pensiones.

Impuesto sobre Sociedades

De entre los cambios más importantes, queremos destacar la modificación sobre Patent Box ya que el resto de modificaciones, no siendo sustanciales para el próximo año ya han sido comentadas en otras ediciones.

Patent Box

El Patent Box fiscalmente permite reducir la base imponible del Impuesto sobre Sociedades en un 60% del importe de las rentas que procedan de la cesión y/o transmisión de activos intangibles, tributando por lo tanto el 40% de la renta generada por este concepto. Se trata de una figura legal que tiene el objetivo de potenciar el crecimiento económico principalmente a través de la creación de activos intangibles como patentes, dibujos, modelos, formulas, planos o procedimientos (art. 23 LIS).

Con efectos desde 1 de julio de 2016, se modifica la forma de calcular el importe de la renta objeto de reducción, de manera que si hasta ahora el beneficio fiscal consistía en integrar sólo el 40 por 100 de las rentas producidas por la cesión del derecho de uso del intangible, ahora se proyecta aplicar una reducción en la base imponible que se calculará al aplicarles a las mismas el 60 por 100 del resultado del siguiente coeficiente:

Numerador: Gastos relacionados directamente con la creación del activo (incluidos los subcontratados). Estos gastos se incrementarán en un 30 por 100, con el límite del importe del denominador.

Denominador: Los mismos gastos del numerador y, en su caso, de la adquisición del activo.

En este cálculo no se incluirán en el coeficiente los gastos financieros, amortizaciones de inmuebles u otros gastos no relacionados directamente con la creación del activo.

Así mismo, se establece un régimen transitorio que regula la situación de la reducción de rentas o ingresos procedentes de determinados activos intangibles.

Entidades parcialmente exentas

Las entidades parcialmente exentas, para aquellos periodos impositivos iniciados a partir de 1 de enero de 2015, no estarán obligadas a presentar la declaración del  Impuesto sobre Sociedades, sin que sea de aplicación el límite de 50.000 euros de ingresos totales tal y como se establecía en el artículo 124.3 de la Ley 27/2014, cuando se cumplan los requisitos siguientes:

  • Que sus ingresos totales no superen los 75.000 euros.
  • Que los ingresos correspondientes a rentas no exentas no superen 2.000 euros anuales.
  • Que todas la rentas no exentas que obtengan estén sometidas a retención.

Impuesto sobre la Renta

1. Rentas de Trabajo: Primas de seguro de enfermedad

A partir de enero de 2016 no se considera renta en especie las primas satisfechas por la empresa, hasta un importe máximo de 1.500€, a entidades aseguradoras que cubran la enfermedad del propio contribuyente, la de su cónyuge e hijos menores de 25 años en caso de ser personas discapacitadas. Este límite es individual por cada una de las personas citadas. En caso de no tener discapacidad la renta que no se considera en especie es la que ya se regulaba de 500€ por persona.

2. Rendimientos íntegros de actividades económicas. Modificación del concepto

Hay dos supuestos en los que se modifica el concepto de Rendimientos de Actividades Económicas:

A) En el caso de actividades económicas consistentes en el arrendamiento de inmuebles se elimina el requisito de disponer de un local destinado a la gestión de la actividad, permaneciendo el requisito de que se utilice al menos una persona contratada con contrato laboral y a jornada completa para la ordenación de la actividad.

B) En el caso de rendimientos obtenidos por contribuyentes que sean socios de entidades que realicen actividades profesionales y a los que se les exija el alta en la Seguridad Social o Mutualidad Alternativa.

En concreto la reforma prevista establece que se incluye dentro de la definición de rendimientos de actividades económicas, aquellos obtenidos por el contribuyente procedentes de una entidad en cuyo capital participe derivados de la realización de actividades incluidas en la Sección Segunda de las Tarifas del IAE (actividades profesionales) cuando el contribuyente esté incluido, a tal efecto, en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos o en una mutualidad de previsión social que actúe como alternativa al citado régimen especial.

En Renta destacamos que se reduce a 500.000€ el importe neto de la cifra de negocios que no debe superar el contribuyente para aplicar la modalidad simplificada del régimen de estimación directa en el cálculo del rendimiento neto de la actividad económica. Asimismo, se limita la cuantía que se determine para el conjunto de provisiones deducibles y gastos de difícil justificación a un importe máximo de 2.000€ anuales.

Además, se establecen nuevos requisitos para la aplicación del método de estimación objetiva (módulos) tanto cuantitativos, mediante una reducción de los límites objetivos, como cualitativos, reduciendo las actividades que se pueden acoger a éste.

3. Determinación del rendimiento neto en la modalidad de estimación directa simplificada

Con carácter general el rendimiento de una actividad se realizará por el método de estimación directa, admitiendo dos modalidades, la normal y la simplificada, sin perjuicio en su caso de la aplicación del método de estimación objetiva (módulos). Pues bien, en el régimen de estimación directa, modalidad simplificada, que es el que aplican casi todos los autónomos que no están en tan solo dos cambios o novedades sustanciales:

A) Desde 2015, el importe que se deducía por provisiones y gastos de difícil justificación, que era del 5%, se mantiene, pero se establece un importe máximo por este concepto de 2.000 euros anuales de deducción.

B) En 2015 y siguientes, se reduce el importe neto de cifra de negocios en el año inmediato anterior para el conjunto de actividades de 600.000 euros a 500.000 euros a efectos de aplicar la modalidad simplificada del método de estimación directa.

4. Reducciones de los rendimientos obtenidos de actividades económicas

La reducción del 40% aplicable a los rendimientos de actividades económicas con un periodo de generación superior a dos años, así como aquéllos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se reducen a un 30% y con un nuevo límite de base de reducción de 300.000 euros anuales, además de exigirse que se perciban en un solo período impositivo.

También establece una reducción del rendimiento neto de las actividades económicas de 2.000 euros, que se incrementa si concurren determinadas circunstancias y si se cumplen ciertos requisitos que por su peculiaridad no podemos extender en el presente.

En caso de no cumplir los requisitos previstos en la normativa, los contribuyentes con rentas no exentas inferiores a 12.000 euros, incluidas las de la propia actividad económica, podrán reducir el rendimiento neto de las actividades económicas en determinadas cuantías en función de las rentas.

5. Estimación directa: Primas de seguro de enfermedad

Con efectos a partir de enero de 2016 los contribuyentes que determinen el rendimiento de sus actividades económicas por el régimen de estimación directa podrán deducir como máximo 1.500€ por las primas de seguro que cubran la enfermedad del propio contribuyente, la de su cónyuge e hijos menores de 25 años en caso de ser personas discapacitadas. Este límite es individual por cada una de las personas citadas. En caso de no tener discapacidad el límite es el que ya se regulaba de 500€ por persona.

6. Régimen de estimación objetiva (más conocido como módulos)

Con efectos desde el 01-01-2016, se modifican los umbrales cuantitativos que determinan la aplicación del citado régimen y pasan a excluirse del régimen las actividades clasificadas en determinados epígrafes del IAE.

Destacamos las siguientes novedades:

A) Actividades excluidas del método de estimación objetiva a partir de 2016: La Orden Ministerial por la que se desarrollen para el año 2016 el método de estimación objetiva del IRPF y el régimen especial simplificado del IVA no incluirá en su ámbito de aplicación las actividades incluidas en la división 3, 4 y 5 de la sección primera de las Tarifas del IAE y por tanto las relacionadas con fabricación y construcción fundamentalmente.

Por tanto, a las que exista obligación de retener sobre los ingresos que obtienen. Además, el resto de actividades cuyos ingresos se retienen, verán reducidas las magnitudes específicas de corte superadas las cuales tampoco pueden aplicar la estimación objetiva.

B) Como ya se comentó en revistas anteriores, la ley 26/2014 redujo asimismo el umbral de exclusión para aplicar el método de estimación objetiva tanto para los que realizan actividades agrícolas, ganaderas o forestales o cualesquiera otras. En el primer caso, el umbral de exclusión para las mismas se fijó en 250.000 euros del volumen de rendimientos íntegros del año anterior (hasta ese momento 300.000 euros). En el segundo, no podía superar los 150.000 euros.

Asimismo la Ley 26/2014 fijaba otros límites en cuanto al volumen de compras y facturación en casos concretos. Pues bien, la ley de Presupuestos para el 2016 ha modificado de nuevo estos umbrales que quedan de la siguiente forma:

Se eleva el límite general del volumen de rendimientos íntegros del año anterior que no podrá superar los 250.000€ (antes 150.000€). Se este modo se iguala al límite especial establecido para actividades agrícolas, ganaderas y forestales.

El límite del volumen de rendimientos íntegros del año anterior correspondiente a operaciones por las que estén obligados a expedir factura los empresarios en módulos, también es incrementado de tal forma que no podrá superar los 125.000€ (antes 75.000€).

Asimismo, el límite en el volumen de compras y servicios en el ejercicio anterior, que no pueden superar los empresarios en módulos previsto para continuar en el régimen será de 250.000€.

Entre otras cosas, para calcular el volumen de rendimientos íntegros se tendrán en cuenta todas las operaciones con independencia de que exista o no obligación de emitir factura por ellas. Por tanto, aconsejamos consultar inmediatamente con su asesor dado que será imprescindible tomar medidas desde el próximo día 1 de Enero de 2016.

7. Retenciones profesionales

Recordamos que el tipo general de retención previsto para los rendimientos de actividades profesionales (19%, 20% en 2015) se redujo al 15% desde el 5 de julio de 2014 y del 9% al 7 % en los tres primeros ejercicios de la actividad. (Recordamos al lector que en el número anterior se había realizado un monográfico concreto sobre este tema).

8. Deducciones en la cuota del IRPF

-Deducción por inversiones: Los contribuyentes que ejerzan actividades económicas y cumplan los requisitos establecidos para la aplicación del régimen especial de empresas de reducida dimensión podrán deducir el 5% de los rendimientos netos de actividades económicas del período impositivo que se inviertan, en el mismo período impositivo o en el siguiente, en elementos nuevos del inmovilizado material o inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas desarrolladas por el contribuyente.

– Se elimina la deducción por alquiler de vivienda habitual, si bien se mantiene transitoriamente para los contribuyentes que hayan celebrado un contrato de arrendamiento con anterioridad a 1 de enero de 2015 por el que hubieran satisfecho, con anterioridad a dicha fecha, cantidades por el alquiler de su vivienda habitual y siempre que el contribuyente hubiera tenido derecho a la deducción en relación con las cantidades satisfechas por el alquiler de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2015.

-Se crean deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo para los contribuyentes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la cual estén dados de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad, con ciertos límites. Se podrá solicitar a la AEAT el abono de las deducciones deforma anticipada.

– Deducción por donaciones: Se suprime la deducción del 10% para las cantidades donadas a fundaciones y asociaciones declaradas de utilidad pública no acogidas a la Ley 49/2002, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

– Deducciones por aportaciones a partidos políticos: Se suprime la reducción por cuotas y aportaciones a partidos políticos y se sustituye por una nueva deducción del 20% sobre las cuotas de afiliación y las aportaciones a Partidos Políticos, Federaciones, Coaliciones o Agrupaciones de Electores, sobre una base máxima de 600 euros anuales.

– Deducción por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla: Se condiciona la posibilidad de acoger a deducción las rentas procedentes de sociedades que operen efectiva y materialmente en dichos territorios a que correspondan a rentas a las que resulte de aplicación la bonificación establecida en el Impuesto sobre Sociedades en determinados supuestos.

– Se elimina la deducción por cuenta ahorro-empresa y la deducción por obtención de rendimientos del trabajo y actividades económicas. No formarán parte de la base de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación el importe de las acciones o participaciones adquiridas con el saldo de cuentas ahorro-empresa en la medida en que dicho saldo hubiera sido objeto de deducción.

9. Tributación de determinadas rentas obtenidas por contribuyentes que desarrollen la actividad de transporte por autotaxi

El nuevo régimen consiste en que, a partir de 2015, cuando se transmita la licencia, por ejemplo, sólo la parte proporcional de la ganancia generada hasta 31-12-14 se reducirá en función de su antigüedad en el patrimonio del empresario, tributando plenamente el resto. Para la actividad de transporte por autotaxi (epígrafe 721.2 de la sección primera del IAE) que aplique el método de estimación objetiva se introduce una reducción, conforme a determinadas reglas específicas, de las ganancias patrimoniales que se pongan de manifiesto por la transmisión de activos fijos intangibles cuando la transmisión esté motivada por incapacidad permanente, jubilación o cese de actividad por reestructuración del sector.

10. Modificación del régimen fiscal de las sociedades civiles con objeto mercantil y de sus socios

En 2016 las sociedades civiles con objeto mercantil pasan a ser contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades, y, por lo tanto, los socios ya no tendrán que integrar en su impuesto personal (IRPF) las rentas que hayan obtenido estas entidades.

La nueva ley del impuesto sobre sociedades 27/2014, de 27 de noviembre (LIS) establece que las sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil pasarán a ser contribuyentes del impuesto sobre sociedadesIS a partir de 1/1/2016. Por tanto todas las sociedades civiles, (excepto las que tienen actividad agraria o profesional), dejarán de tributar en el IRPF a través de la asignación de rentas a sus socios en el sistema de estimación directa o en el sistema de estimación objetiva (módulos).

Las repercusiones generales de esta modificación normativa son las siguientes:

· La sociedad deberá tributar por el impuesto sobre sociedades del ejercicio 2016 que deberá presentarse el 25 de julio de 2017, para lo cual se deberá realizar la contabilidad de acuerdo a la normativa contable vigente, y realizar las presentaciones de documentos ante en el Registro Mercantil, de acuerdo al criterio administrativo que fije la dirección general de Registro y Notariado.

· Las relaciones económicas de la entidad con los socios trabajadores y administradores deberán regularse, a través de dos figuras:

– Una remuneración por las funciones de administrador

– Una remuneración por la prestación de un trabajo ordinario para la sociedad que se realizara a través de una nómina en régimen de autónomos de la seguridad social (o en régimen general en caso de tener una participación mínima que no diera el control de la sociedad.

Naturalmente los socios tributarán, en su caso, por los beneficios que la sociedad civil les ha repartido. La norma estableció un régimen fiscal especial para la disolución y liquidación de sociedades civiles en las que concurrieran circunstancias como que con anterioridad a 1 de enero de 2016 les hubiera resultado de aplicación el régimen de atribución de rentas o que a partir de 1 de enero de 2016 cumplan los requisitos para adquirir la condición de contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades. Este régimen fiscal (similar alque se reguló en su día para la disolución de las sociedades patrimoniales.) supone básicamente la exención o diferimiento de impuestos; en el IRPF, el Impuesto sobre Sociedades y el Impuesto sobre la Renta de no Residentes de los socios.

Los socios de sociedades civiles a las que se haya aplicado el régimen de atribución de rentas y adquieran la condición de contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades, podrán seguir aplicando la deducción en actividades económicas que estuviesen pendiente de aplicación a 1 de enero de 2016, siempre que se cumplan las condiciones y requisitos establecidos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

Es importante que los socios de las Sociedades Civiles que se vean involucradas en esta modificación, elijan antes de 31 de diciembre junto con su asesor, la estrategia a seguir, que debe analizarse en función de las características de cada entidad, la de sus socios, actividad contratos vigentes y perspectivas de futuro.

11. Otras modificaciones

Habrá que tener en cuenta las modificaciones introducidas en la reforma del Impuesto sobre Sociedades, cuyas reglas para determinar la base imponible son de aplicación en el IRPF. Así podemos destacar las siguientes:

· Amortizaciones: se simplificarán las tablas de amortización. Se aprueba una tabla nueva donde se establecen 10 grupos de activos y se regulan nuevos coeficientes y periodos de amortización. Se podrán amortizar libremente, por todas las entidades, los elementos nuevos del inmovilizado material cuyo valor unitario no exceda de 300€, con un límite de 25.000€ por período impositivo.

· Gastos por atenciones a clientes o proveedores: Se limita la deducibilidad de estos gastos al 1% del importe neto de la cifra de negocios del propio periodo impositivo.

· Limitación a la deducción de deterioros de activos: con la reforma no será gasto fiscal el gasto contable originado por los deterioros de los activos materiales, de las inversiones inmobiliarias, de los intangibles o de los valores de renta fija. Solo serán gastos deducibles los deterioros por existencias y por créditos incobrables.

· Fondo de comercio financiero: Desaparece la deducción fiscal del fondo de comercio financiero, pero se establece un régimen transitorio.

· Operaciones vinculadas: Entre otras novedades, se modifican los supuestos en que existe vinculación, (queda fijado en el 25% de participación, antes era del 5%), se simplifica el actual régimen de documentación para aquellas entidades o grupos de entidades cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 45 millones de euros, y con relación a los métodos de valoración no se incluye ya una jerarquía de métodos, admitiéndose, con carácter subsidiario, cualquier método y técnica de valoración que respete el principio de libre competencia.

· Deducciones para incentivar determinadas actividades: Desaparecen la mayoría de estas deducciones vigentes actualmente, manteniéndose la deducción por I+D+i, la de producciones cinematográficas (se fija en un 20% para el primer millón de euros de base de la deducción y en un 18% para el resto, y se establece una deducción del 15% de los gastos realizados en territorio español para atraer a España la realización de grandes producciones internacionales, limitándose en este caso a 2,5 millones de euros la cuantía de la deducción), las deducciones por creación de empleo y para trabajadores con discapacidad.